Unir continentes

El Correo vuelve a la carga: La revista que queremos

Durante más de 30 años (1970-2003)  El Correo, antes El Correo ACP-UE , fue una fuente importante de información sobre la cooperación entre los países de África, Caribe y el Pacífico y la Unión Europea. Tras una tregua de cuatro años, la revista vuelve a la carga con una nueva y moderna presentación.

Hegel Goutier, redactor jefe:

Los motivos de la reaparición de la revista ‘El Correo’ son muchos y muy variados y cada cual tendrá sus  propias razones para darle la bienvenida, ya sean de carácter sentimental o intelectual. Sin embargo, si nos ceñimos a un solo motivo, sería que desde el último número de la revista, publicado hace tres años, el mundo ha sufrido enormes cambios.

Nuestro objetivo es ofrecer una publicación ecuánime en cuanto a contenido editorial, independiente y autocrítica, una herramienta para la información, la educación y el debate.

Nuestros principales objetivos:

Historia de El Correo

La decisión de la Comunidad Europea y de los países africanos de crear una publicación común sobre el desarrollo se remonta al Convenio de Yaundé I de 1963, que vinculaba a los seis países de la Comunidad Europea de nuevo cuño (Tratado de Roma, 1960) con 18 países de los Estados Africanos Asociados y Madagascar, y cuyo objetivo era promover la capacidad de los Estados africanos en el ámbito de la información.

El primer número de la revista fue publicado en 1970, pero con el Primer Convenio de Lomé y la creación del grupo ACP en 1975, la revista comenzó a desarrollar su propia personalidad. El Convenio de Lomé mencionó el título de la publicación (Correo ACP-UE ) en muchos lugares. En primero lugar, fue una petición del grupo ACP, por entender que la cooperación con la Comunidad Europea requería tal herramienta para conseguir visibilidad y para informar y educar a la población sobre el desarrollo. Creyendo que serían de utilidad los conocimientos del departamento de información y comunicaciones de la DG de Desarrollo, los Estados ACP pidieron que la Comisión asumiera la puesta en marcha de este proyecto financiado por el Fondo Europeo de Desarrollo. La Comisión participaba en dos facetas al mismo tiempo, como patrocinador y como asesor-consultor.

En el contexto político mundial posterior a la caída del muro de Berlín, la Unión Europea decidió conceder un papel más importante al diálogo político en su cooperación internacional y promover valores considerados fundamentales para el auténtico desarrollo  (la democracia, los derechos humanos, el buen gobierno y la igualdad de géneros) y fomentar la cooperación descentralizada con una mayor presencia de la sociedad civil y del sector privado. Esto incitó a que el Correo ACP-UE adoptara un estilo editorial más periodístico, conservando a la vez sus características como publicación de investigación e información.

Lo que puede encontrar en este sitio web

El sitio web de El Correo pretende ser algo más que una simple revista.
Principales características: