ad ad
Teaching Resources

Worksheets

Mini-Lessons

Graphic Organizers

News Scoop: March 2, 2007 Vol. #12 Iss. #19

This Issue:
Table of Contents
Cover Story
Cover Story - Spanish Version
Mini-Lesson
Comprehension Quiz
Teacher's Guide and Worksheets

Descubrimiento en Australia

Los singulares animales de Oceanía se encuentran entre las criaturas más fascinantes del planeta. Pequeños wallabies, extraños ornitorrincos, adorables koalas, emplumados emús y espinosos equidnas sólo se encuentran en ese continente. Pero un reciente descubrimiento de fósiles revela que las antiguas criaturas de Australia eran aún más extrañas que sus primos modernos.

Hace alrededor de 500,000 años, Australia estaba poblada por canguros altos como un camión, wombats que pesaban más de 400 libras y feroces leones marsupiales. Los científicos llaman a estos animales "megamarsupiales" por su gran tamaño. Un marsupial es un mamífero cuyas crías se desarrollan en una bolsa externa que tiene la madre.

Hasta hace unos cuantos años, los científicos sólo habían encontrado piezas y esqueletos incompletos de los megamarsupiales. El escaso registro fósil no daba a los investigadores una idea clara del aspecto de estos animales o la razón por la que se extinguieron. En enero, científicos australianos anunciaron que habían encontrado una "cueva del tesoro" de estos fósiles, entre los que se hallan los primeros esqueletos completos de leones marsupiales.

Encerrados en las cuevas

En 2002, un equipo de exploradores de cuevas disfrutaba del paisaje en la planicie de Nullarbor, en el sur de Australia. De pronto notaron varias aberturas pequeñas en el suelo. El grupo descubrió que los orificios conducían a una serie de extensas cuevas.

Los exploradores fueron los primeros seres humanos en poner un pie dentro de las cuevas. Encontraron "montones de huesos y esqueletos completos de animales raros que estaban intactos, como si hubieran muerto ayer", comentó Gavin Prideaux a TFK. Prideaux, el líder de los científicos, examinó los huesos. Cree que los animales cayeron por accidente en las cuevas a través de los agujeros y murieron ahí.

En total, los científicos desenterraron 69 fósiles bien conservados de aves, mamíferos y reptiles. "Esos animales murieron hace medio millón de años, pero las cuevas estuvieron tan bien cerradas durante ese tiempo que los fósiles apenas estaban cubiertos por una capa de polvo", explicó Richard Roberts para TFK. Roberts, un científico de la Universidad de Wollongong, ayudó a determinar qué tan antiguos eran los huesos.

Encontraron un wombat gigante, dos nuevas especies de pericos y ocho nuevas especies de antiguos canguros, entre las que se encuentran dos variedades arborícolas. Pero los científicos estaban emocionados sobre todo por tener esqueletos completos de león marsupial o Thylacoleo carnifex.

Se descubrieron once fósiles de león marsupial. El león fue el marsupial carnívoro más grande que ha habido en Australia. El depredador prehistórico de 220 libras ha fascinado a los científicos por más de un siglo. Tenía garras retráctiles en los pulgares y una quijada más fuerte que cualquier animal de su tamaño.

¿Por qué se extinguieron?

Durante mucho tiempo, los investigadores habían creído que la extinción de los megamarsupiales de Australia se debío a un cambio drástico en el clima. Pero después de estudiar los fósiles encontrados en la cueva Thylacoleo, el equipo de científicos ha desarrollado una nueva teoría. Ahora piensan que el cambio climático por sí solo no fue responsable de la desaparición de los animales. "La evidencia actual nos dice que las extinciones ocurrieron justo después de que llegaran seres humanos, probablemente dentro de un período unos cuantos miles de años. Esto indica que los seres humanos fueron la causa más probable", dice Christopher Johnson, un científico que trabajó con el equipo. Una baja tasa de nacimientos por un lado y cazadores humanos por el otro originaron la extinción.

Más excavaciones, más especies

Por ahora, los científicos mantienen en secreto la ubicación exacta de las cuevas. Están ansiosos por explorar el área para saber más sobre cómo eran y qué pasó con los megamarsupiales de Australia. "(Antes de este descubrimiento), se conocía muy poco sobre las especies que vivieron en áreas muy secas", dice Johnson. "Sin duda, la exploración de otros sitios nos llevará a encontrar aún más especies."

Next: